Subastas seguridad social: Contenido de la providencia de apremio

subastas seguridad social

Contenido de la providencia de apremio, intereses y costas

En la presente página web, estamos hablando sobre las subastas de la Seguridad Social. Hemos hablado sobre los órganos competentes que deben  anunciar las subastas para la venta de los bienes embargados, para que toda persona interesada pueda participar y licitar, sobre los requisitos que deben ser cumplidos por los interesados y la forma de participar. También hemos hecho referencia a como se puede llegar a tener una deuda con la Seguridad Social, y hemos hablado, en términos generales, sobre el procedimiento de recaudación en vía ejecutiva y la providencia de apremio. Ahora vamos a enfatizar en los recargos, intereses de demora y las costas del procedimiento, y en el contenido de la providencia de apremio.

La providencia de apremio debe contener:

–          Nombre y apellido del sujeto responsable del pago de la deuda;

–          Concepto e importe de la deuda pendiente de ingreso por principal y recargo, así como período a que corresponde;

–          Indicación de que la deuda no ha sido abonada;

–          La fecha de expedición;

–          Se advierte de que si en el plazo de 15 días naturales siguientes a la notificación no se efectúa el pago del importe adeudado, serán exigibles los intereses de demora devengados desde la finalización del plazo reglamentario de ingreso.  Con esto último lo que quiere decirse es que el interés de demora será exigible a partir del día siguiente a la finalización del plazo reglamentario de ingreso, y no a partir de la finalización del plazo de los 15 días naturales.

–          Aviso de una vez firme en vía administrativa la providencia de apremio sin el abono de la deuda pendiente, se procederá a la ejecución administrativa de las garantías existentes, es decir, a embargar los bienes del apremiado. El valor de los bienes embargados deberán ser suficientes  para cubrir el principal de la deuda (lo que no se ha pagado a su debido tiempo), los recargos, los intereses, las costas del procedimiento causadas y las que se causarán hasta que será realizado el ingreso o la adjudicación a favor de la Seguridad Social.

–          Mención de que contra la providencia de apremio será admisible, solamente, el recurso de alzada en base a los motivos establecidos, debidamente justificados. Dichos motivos establecidos que se pueden invocar en el recurso de alzada son: el pago, la prescripción de la deuda, el error material o aritmético en la determinación de la deuda, condonación, aplazamiento de la deuda o suspensión del procedimiento o falta de notificación de la reclamación de la deuda.

El efecto que produce la interposición del recurso de alzada es la suspensión del procedimiento de apremio, sin que sea necesaria la presentación de garantía. Si en el plazo de 3 meses no hay resolución expresa, se entenderá desestimado de acuerdo con los arts. 43 y 44 de la Ley 30/1992, de 25 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. Lo que ocurrirá a continuación es que, aquellas providencias de apremio que no hayan sido objeto de recurso, o las que hubieren sido pero fueron desestimadas, se comunicarán, junto con el título ejecutivo en base al cual hubieren sido dictadas, a la Unidad de Recaudación Ejecutiva, para que proceda al embargo de bienes del apremiado.

Según el art. 28.3 del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social: “El tipo de interés de demora será el interés legal del dinero vigente en cada momento del período de devengo, incrementado en un 25 por 100, salvo que la Ley de Presupuestos Generales del Estado establezca uno diferente”. Los intereses de demora devengados hasta el pago de la deuda, serán exigibles una vez transcurridos los 15 días naturales desde la notificación de la providencia de apremio. En cuanto al devengo de intereses es necesario diferenciar entre: los intereses del principal de la deuda que se devengan a partir del día en que se finalizó el pago reglamentario del ingreso y los intereses de recargo que se devengan a partir de los 15 días a la notificación de la providencia de apremio.

Costas del procedimiento de apremio: son aquellos gastos que se originan durante el proceso de ejecución forzosa. Dichos gastos serán a cargo del apremiado, y estos son:

–          Los gastos  de investigación y averiguación de los elementos que integran el patrimonio del deudor.

–          Los derechos de peritos y demás honorarios que deban realizarse a personas que intervengan en el procedimiento, como los devengados con ocasión de valoraciones y enajenaciones de los bienes embargados.

–          Las tasas y derechos arancelarios que deban abonarse por la expedición de copias, certificaciones, notas, testimonios y documentos análogos que hayan de solicitarse para la adecuada tramitación del procedimiento, salvo que se aporten por registros y protocolos que los faciliten de forma gratuita.

–          Los gastos producidos por el depósito y administración de los bienes embargados.

–          Otros gastos imprescindibles para la ejecución, previa autorización de la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social competente.

Subastas seguridad social

subastas seguridad social

La Seguridad Social según la Organización Internacional de Trabajo de 1991 se define como “la protección que la sociedad proporciona a sus miembros, mediante una serie de medidas públicas, contra las privaciones económicas y sociales que, de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad, accidente de trabajo, o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte; también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos”.

La Seguridad Social es un ente público que se compone de varios institutos, que son:
• Instituto Nacional de la Seguridad Nacional (INSS)
• Instituto Nacional de Salud;
• Instituto Nacional de Servicios Sociales
• Instituto Social de la Marina
• Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS)
¿Quiénes son los responsables de pago?
Tienen la obligación de cotizar y pagar los demás recursos de la Seguridad Social las personas físicas o jurídicas o entidades sin personalidad a las que las normas reguladoras de cada régimen y recurso impongan directamente la obligación de su ingreso. La obligación de cotización nace desde el momento de la iniciación de la actividad correspondiente. Los deudores pueden ser: empresarios, trabajadores por cuenta propia, empresas.

La Tesorería General de Seguridad Social (TGSS) es el ente encargado de la recaudación de todos los ingresos o recursos de la Seguridad Social. Las subastas de la Seguridad Social son llevadas a cabo por éste organismo, ya que su función principal es la de recaudar, tanto en periodo voluntario como en vía de ejecución. El Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social encomienda a la TGSS, la facultad de embargar los bienes del deudor y poder venderlos en subasta pública para cobrarse la deuda pendiente y saldar el débito perseguido.
Como es bien sabido, la subasta es la última fase del procedimiento administrativo de apremio y mediante la misma, la TGSS pone en el mercado los bienes previamente embargados a los deudores de la Seguridad Social.
Pasos previos para la subasta de la Seguridad Social:
Antes de proceder a la subasta, el órgano competente pone en conocimiento de los deudores la deuda existente con la Seguridad Social. Si estos, en el plazo determinado por el ente público de hacer frente a la deuda, no cumplen con su obligación, son objeto de un procedimiento administrativo de apremio. Como consecuencia de éste, la TGSS embarga bienes del patrimonio del deudor. Para poder recuperar la deuda existente con la Seguridad Social, dichos bienes embargados son puestos en el mercado mediante la subasta. La finalidad perseguida es saldar la deuda pendiente de los apremiados.
La Tesorería General de la Seguridad Social, debido a los procedimientos de apremio que sigue contra los deudores, ésta obligada a anunciar las subastas que celebre para la venta de los bienes embargados. Dichas subastas están promovidas por las Direcciones Provinciales de la Tesorería General que se publican en la página de la Seguridad Social bajo el modulo “Subasta de bienes embargados”.

¿Qué bienes son embargables?
Los bienes embargados por la Tesorería General de la Seguridad Social son aquellos susceptibles de obligación económica, tales como: fincas urbanas o rusticas, vehículos, maquinarias, mobiliario, etc. Pueden ser tanto bienes muebles como inmuebles.

¿Quiénes puede participar?
Pueden participar cualquier persona, en nombre propio o por medio de representante, siempre que tiene capacidad de obrar y no se encuentra inhabilitada por sentencia o en las situaciones que marcan las leyes como excepciones e incompatibilidades. Por ejemplo, el personal de la Unidad de Recaudación Ejecutiva, los tasadores, los depositarios o los funcionarios directamente implicados en el procedimiento de apremio no pueden participar en la subasta de la Seguridad Social.
Los deudores pueden paralizar el procedimiento, en cualquier fase anterior a la adjudicación de bienes, mediante el pago de la deuda que tiene con la Seguridad Social.
1. Los requisitos que se deben cumplir para poder participar en la subasta son: identificarse mediante la simple exhibición en el acto público o incluyendo en el sobre cerrado copia del Documento Nacional de Identidad o, tratándose de extranjeros, del pasaporte, o otro documento que acredite su identidad. Si se trata de representación deberá exhibir la acreditación de la misma.
2. Consignar el 25% del precio de salida del bien por el que se desee pujar. La consignación se realiza mediante cheque certificado, visado o conformado por el librado y a nombre de la Tesorería General de la Seguridad Social, que se acompañará a la postura que se realice en sobre cerrado. Si la postura es verbal en el acto público de la celebración de la subasta deberá consignarse el 30% del precio.
3. En el resguardo justificativo de la consignación (o depósito) es necesario que conste la hora y el minuto en que se haya realizado la entrega así como el número de orden que le haya correspondido.

Subastas agencia tributaria

subastas agencia tributaria

¿Qué es la Agencia Tributaria?

La Agencia Tributaria es un organismo público adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda; cuenta con un régimen jurídico propio distinto de la Administración General del Estado y tiene autonomía en materia presupuestaria y gestión de personal. Fue constituida de manera efectiva el 1 de enero de 1992, pero creada por el artículo 103 de la Ley 31/1990, de 27 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 1991. La Agencia Tributaria tiene como función principal aplicar de forma efectiva el sistema tributario estatal y el sistema aduanero; también tiene la función de gestionar aquellos recursos de otras Administraciones Publicas nacionales o de la Unión Europea, según lo establecerán las leyes o convenios.

Subastas Agencia Tributaria

El no pagar los tributos a su debido tiempo, y ante la falta de dinero efectivo, se procede al procedimiento conocido como subasta. Y si el órgano competente recaudatorio es la Agencia Tributaria, entonces hablamos de subastas Agencia Tributaria. Bien es cierto, que existen otras formas de enajenación de bienes, estas son: concurso o enajenación directa[1], pero lo más común es que se emplee el procedimiento de subasta pública para la enajenación de bienes y derechos embargados. Para la enajenación de los bienes embargados (con cargas reales o sin cargas) lo que se hace en primer lugar es la valoración del bien y la fijación del tipo. La valoración de los bienes se realizará conforme al precio del mercado y los criterios habituales de valoración. Cuando la Agencia Tributaria considere que para la valoración del bien sea necesario unos especiales conocimientos entonces esa será realizada por servicios técnicos de la Administración o por servicios especializados externos. Después de valorado el bien se comunicará al obligado al pago si ese tuviese algún inconveniente procederá la intervención de perito. En segundo lugar, se procederá a obtener la información sobre si existiesen cargas o no sobre el bien en cuestión. La información se obtiene del Registro. En función de si existirán o no cargas será establecido el tipo. Los bienes trabados serán distribuidos en lotes y se establecerá el orden para su enajenación. A continuación será abierto el procedimiento de subastas Agencia Tributaria, donde el interesado podrá participar en la enajenación de bienes embargados por medios electrónicos, informáticos o telemáticos según será acordado por el órgano competente.

Para participar en subastas Agencia Tributaria on-line se deben realizar los siguientes pasos: previamente para poder participar en el procedimiento de enajenación de bienes embargados hace falta tener un número de identificación fiscal (NIF), también, tener instalado en el navegador del ordenador certificado de usuario expedido por cualquier organismo público para ello autorizado   y una cuenta abierta en una entidad financiera adherida al procedimiento, para la constitución de depósitos telemáticos. Como decía antes es necesario cumplir los siguientes pasos: constitución de depósito (en la página de la agencia tributaria os lo enseñan en la categoría subasta: es necesario abrir el documento pdf disponible); a continuación os saldrá un formulario que usted deberá rellenarlo para la constitución del depósito. El segundo paso es la acreditación como licitador. En la parte izquierda de la pantalla existe escrito “ACREDITARSE como licitador” se deberá pulsar en la misma y luego introducir el número de referencia completo (NRC) del depósito constituido. El depósito constituido deberá ser, al menos, el 20% del tipo en primera licitación del lote por el que se quiere  acreditar como licitador. Si se quiere acreditar para varios lotes, pinchara “acreditación sucesiva”. Asimismo se puede elegir entre la opción “puja automática” o simplemente “puja”. Para la puja automática el licitador simplemente dispondrá la cantidad máxima y no hará falta conectarse el día de la subasta, porque lo pujara por él, el licitador internauta hasta que agotará la cantidad máxima disponible. En cambio sí se optara para la puja, la actualización de la misma se realizará en 2 minutos. El tercer paso es la representación:el licitador en internet podrá acreditarse tanto en nombre propio como en representación de otra persona. Estos son los pasos que se deben tener en cuenta para subastas agencia tributaria online.

 


[1] El art. 169.2 párrafo segundo de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria establece el orden de enajenación de los bienes: a) Dinero efectivo o en cuentas abiertas en entidades de crédito; b) Créditos, efectos, valores y derechos realizables en el acto o a corto plazo; c) Sueldos, salarios y pensiones; d) Bienes inmuebles; e) Intereses, rentas y frutos de toda especie; f) Establecimientos mercantiles o industriales; g) Metales preciosos, piedras finas, joyería, orfebrería y antigüedades; h) Bienes muebles y semovientes; i) Créditos, efectos, valores y derechos realizables a largo plazo.